Una asesoría en Sevilla te explica la jornada laboral a la carta

La jornada laboral a la carta entro en vigor y han sido muchos los trabajadores que se han unido a ello. En la asesoría en Sevilla Gesincor Consultores hablan de la gran cantidad de personas que han pedido información sobre el tema. El Estatuto de los Trabajadores ya recogía el derecho a poder tener una reducción de jornada.

La jornada laboral a la carta hace posible que el empleado pueda pedir una modificación en la distribución de su jornada y la ordenación propia del tiempo. Es decir, en el caso que necesite una conciliación familiar y laboral podrá llevar a cabo:

  • La solicitación de un único turno en concreto, para así no aplicar rotaciones.
  • Flexibilizar el horario para adecuar la hora de entrada y salida del puesto de trabajo.
  • Solicitar solo la jornada diurna y nocturna.
  • Realizar teletrabajo o trabajo a distancia en determinadas horas y días concretos a la semana.

Estas medidas son de lo más beneficiosas para los trabajadores. Pero tendrá que tener en cuenta las circunstancias laborales a la hora de poder pedirlas a la empresa. Realizar la petición para la concesión de la jornada laboral a la carta deberá de llevarse a cabo de forma expresa. Es decir, explicando los motivos por los que se pide una adaptación de la jornada para conciliar vida laboral y familiar.

La empresa dispone de un máximo de 30 días para llevar a cabo un proceso de negociación. Deberá de aceptar o rechazar dicha petición, pudiendo hacer una proposición diferente. Desde la asesoría en Sevilla de Gesincor consultores trabajan para poder ayudar a los trabajadores a llevar a cabo este tipo de peticiones.

En caso de que haya dificultades para aceptar dicha petición, lo más común es llevar a cabo una reunión para poder llegar a una acuerdo entre las dos partes.

Elige la salsa perfecta para cada plato

Kétchup, salsa agria, salsa barbacoa, mayonesa con aceite de oliva y una lista interminable de salsas son las que nos acompañan diariamente en nuestra cocina. Cada persona suele tener una salsa favorita que es la que usa para casi todo. En el caso de los pequeños de la casa, nunca puede faltar en tu despensa un bote de kétchup y uno de mayonesa. Pese a que todos tenemos una salsa predilecta, no todas las salsas combinan con todos los platos. Aquí te dejamos algunas ideas para usar las salsas más comunes.

 

Para los amantes del kétchup, unas patatas o una buena hamburguesa es una combinación perfecta para esta salsa. Si quieres comer algo con mayonesa ligera, tal vez una ensalada con pasta sea tu mejor opción. Los carnívoros tienen salsas por doquier. Pueden usar una salsa barbacoa, una salsa argentina o una salsa gaucha, por ejemplo, para sus platos preferidos con carne. Además, puedes jugar con las salsas para mezclar sus sabores y llegar a uno nuevo.