La solución para hoteles pequeños sin lavanderías

 

Sevilla es una ciudad que cuenta con muchos hoteles, ya que es una de las ciudades más turísticas de España. Como en cualquier ciudad, hay hoteles de muchos tipos. En los hoteles grandes, el servicio de lavandería suele encontrarse dentro del propio hotel. Pero, si eres el dueño de un hotel pequeño, es muy probable que dentro de tu hotel no haya una lavandería. Para estos casos, la mejor opción es contratar el servicio de lavandería industrial en Sevilla con alguna empresa externa a tu hotel.

 

Con este servicio de lavandería en Sevilla, tu hotel podrá contar con sábanas y toallas limpias de manera diaria para tus clientes. No escatimes en gastos con respecto a este punto del hospedaje, puesto que la limpieza es siempre uno de los puntos más valorados dentro de los clientes. Si quieres que tu clientela vuelva en próximos viajes y recomienden tu hotel a otros visitantes, debes tener un buen servicio de lavandería, entre otras cosas.

Desconecta del estrés de la ciudad en la naturaleza

Coches, ruidos, polución, estrés… Las ciudades tienen muchos beneficios, pero los que hemos enumerado no se encuentran entre ellos. Hay momentos en los que los beneficios de las ciudades se ven ensombrecidos por las desventajas. Si te ocurre eso, la mejor solución es una escapada a la naturaleza. Puedes acudir a las costas de Cádiz, en las que abundan los campings. Alquila un bungalow en Cádiz y olvida el estrés de la ciudad por unos días.

 

La costa gaditana tiene muchas calas naturales y vírgenes que pueden enamorarte y hacer que te olvides del ruido exterior y centrarte en tu ruido interno. Muchas de esas calas están situadas entre los pueblos de Chiclana y Conil. Alquilar un bungalow en Conil puede ser una buena opción para visitar estos parajes naturales. Vuelve a la ciudad con las pilas cargadas y queriendo disfrutar de los beneficios que ella te regala. 

Dale un estilo rústico a tu hotel

Muchos clientes buscan un estilo rústico cuando deciden hospedarse en un hotel. Recrea ese estilo en tu hotel y te asegurarás a gran parte de tu clientela. Lo primero que debes saber de este estilo es que se basa en la madera, utiliza toda la madera que puedas. Dale una segunda vida a muebles de madera que en otros estilos no encajan bien, pon baldosas clásicas en las paredes y utiliza tableros para techos con estilo rústico para dar ese aspecto de estar en el campo, aunque estés en plena ciudad.

 

Para el exterior de tu hotel, piensa en recrear el mismo estilo. No debes dejar ninguna parte de tu hotel con un ambiente diferente, si no los clientes se sentirán confusos. Puedes poner en los aparcamientos y en los jardines cubiertas vegetales hechas con junco. Es un producto muy resistente y que se adapta a la perfección con este estilo. La venta de junco puedes encontrarla de manera fácil a través de internet. Recuerda, si decides decorar tu hotel con este estilo, todos los espacios deben tener armonía entre sí, tanto los interiores como los exteriores.