Muchos clientes buscan un estilo rústico cuando deciden hospedarse en un hotel. Recrea ese estilo en tu hotel y te asegurarás a gran parte de tu clientela. Lo primero que debes saber de este estilo es que se basa en la madera, utiliza toda la madera que puedas. Dale una segunda vida a muebles de madera que en otros estilos no encajan bien, pon baldosas clásicas en las paredes y utiliza tableros para techos con estilo rústico para dar ese aspecto de estar en el campo, aunque estés en plena ciudad.

 

Para el exterior de tu hotel, piensa en recrear el mismo estilo. No debes dejar ninguna parte de tu hotel con un ambiente diferente, si no los clientes se sentirán confusos. Puedes poner en los aparcamientos y en los jardines cubiertas vegetales hechas con junco. Es un producto muy resistente y que se adapta a la perfección con este estilo. La venta de junco puedes encontrarla de manera fácil a través de internet. Recuerda, si decides decorar tu hotel con este estilo, todos los espacios deben tener armonía entre sí, tanto los interiores como los exteriores.