La temporada veraniega este año es algo más particular que en otras ocasiones. Son muchas las personas mayores que han dejado a un lado sus días de descanso por miedo al COVID-19. Así como también en muchas ocasiones se han anulado los viajes familiares por miedo a las aglomeraciones y contagios. Es por ello que desde este blog queremos hablar de la soledad en la tercera edad.

Sabemos que la situación actual en las residencias de ancianos en Sevilla no es la óptima en cuanto a ánimo. Son muchos los mayores que llevan meses sin poder ver a la familia y por lo tanto, se sienten decaídos. Es un buen momento para replantearse los métodos de contacto con la tercera edad. Son muchos de los centros que han incluído entre sus servicios las videollamadas, con el objetivo de que sus usuarios puedan seguir en contacto con el exterior.

En este sentido especialistas como CER Espartinas cuentan con profesionales de lo más formados. Estos también ayudan a los mayores haciéndoles el día mucho más ameno a partir de juegos, música y todo tipo de actividades que puedan facilitar la actividad tanto física como mental. A la hora de ponerse en marchas las resiendicas de ancianos en Sevilla disponen de gran cantidad de elementos que las hacen de lo más útiles.

El día a día en estos centros puede hacerse un poco complicado actualmente. Son muchas las medidas de seguridad que tienen que llevarse a cabo, siendo más estrictas en estos centros donde residen usuarios que tienen un riesgo alto. A la hora de hablar de vacaciones, para muchos supone todo un sacrificio en cuanto a dejar de lado los días con la familia.

Realizar videollamadas o las visitas con medidas de seguridad son algunas de las soluciones que se han puesto al problema de la soledad en la tercera edad.