Vacaciones que acaban en divorcio

La llegada del calor y las vacaciones en pareja siempre hace que aparezcan nuevos casos de divorcios. El número de separaciones y divorcios ya aumentó un 1,2% durante el primer trimestre de este año según el Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Especialistas como Asencio Cantisan afirman que ha incrementado de forma considerable en los tres primeros meses de este año con respecto al anterior. De forma detallada hablamos de 900 demandas más que en el ejercicio anterior. Por otro lado, el número de demandas de nulidad fueron 34, lo cual sí que se ha reducido con respecto al año anterior.

Como cada año, también se espera que aumente aún más estos procesos con la llegada del periodo vacacional. Tener en mente un buen abogado matrimonialista en Sevilla puede hacer que este proceso sea mucho más llevadero y rápido.

Por todos es conocido que tomar este paso nunca es fácil. Si bien en muchas ocasiones puede hacerse de una forma mucho más simple si ambas partes se encuentra dispuestas a llegar a un acuerdo. Mantener la calma y no perder los estribos es muy importante.

En el caso de contar con hijos en común, se vuelve aún más imprescindible que se lleve a cabo este acuerdo. En muchas ocasiones algunas decisiones por el tema de los progenitores acaban en los juzgados, siendo mucho  más duro para los pequeños de la casa.

Abogados matrimonialistas en Sevilla hablan de la necesidad de tener en cuenta a estos niños a la hora de tomar medidas o llevar a cabo algunos procedimientos. Conciliar la vida familiar y laboral no suele ser fácil cuando ocurre los divorcios. En esos casos contar con una buena relación entre ambas partes suele ser de lo más adecuado.

En caso de alguna duda, contacta con los abogados de Asencio Cantisan.