¿Cuándo cambiar el aceite del coche?

¿Pensando en una escapada con tu pareja? Antes de elegir a qué hotel en Andalucía irás, deberías de mirar el estado de tu coche. Si queremos que el motor dure y funcione de forma correcta es necesario hacer el cambio cuando sea conveniente.

Una de las formas de hacer que funciones en perfectas condiciones es hacer un cambio de aceite cuando sea necesario. Así conseguirás llevar a cabo en las mejores condiciones el mantenimiento de tu vehículo. Cuando acudimos a por piezas de recambio en Sevilla siempre habrá que tener en cuenta algunos aspectos como la procedencia y el estado de las mismas.

Cuida de tu vehículo

Si quieres que tu coche funcione como el primer día, debes de confiar en los mejores. Profesionales como los de Autodesguaces Benacazón hablan de la necesidad de cambiar el aceite para que el motor pueda trabajar en las mejores condiciones. De esta forma proporciona la película de aceite necesaria entre las partes móviles del motor para reducir la fricción y conseguir la temperatura óptima en el motor.

Así que si te acercas a conseguir piezas de recambio en Sevilla, también puedes aprovechar para realizar el cambio de aceite. Hay que revisarlo cada 5000 kilómetros o cada 3 meses. Dependiendo de la recomendación del fabricante habrá que realizar en frío o caliente. Habrá sobre todo que tener en cuenta el grado de viscosidad que posee ya que todos los motores no poseen el mismo aceite.

Este servicio incluye con normalidad el cambio del filtro y arancela, con un coste entre los 120€ y los 200€.

Elige bien el tipo de aceite

Existe una gran diversidad de aceites para tu motor: por un lado los convencionales y por otro los sintéticos. No suelen utilizarse los minerales actualmente. Los aceites sintéticos o semi-sintéticos se llevan a cabo en un laboratorio.

Hoy día la mayoría de los aceites son multigrado, lo cual significa que sirven tanto para trabajar en frío como en caliente. Estas calificaciones se rigen por SAE. En primer lugar el número que aparece es la viscosidad a temperatura ambiente o en invierno, en segundo cuando está en servicio. Funcionan así de forma totalmente diferente dependiendo del momento.