Otoño mágico: descubre Sevilla

sevilla_cathedral_-_southeastLa belleza de Sevilla es indiscutible, independientemente del mes del año. Pero con la llegada del otoño y la calidez de su luz, Sevilla se vuelve magia. Por ello es una época en la que muchos turistas deciden visitarla, aprovechando además la cantidad de planes de ocio y culturales que ofrece la capital andaluza.

Además, si por alojamiento buscamos hotel céntrico en Sevilla para disfrutar de la comodidad que nos brindan, podremos sacar todo el partido a esta ciudad.

Visitar la calle Tetuán o la Calle Sierpes y disfrutar de sus comercios y cafeterías, conocer la judería, con la Catedral y la Giralda como máximas representantes, o disfrutar del ocio, realizando un paseo en barca por el río Guadalquivir. Y cómo no, disfrutar de la gastronomía andaluza en una ciudad donde la mezcla de sabores, aromas y texturas es lo común. Y estos son solo algunos de los planes que nos oferta la ciudad en esta época.

 

Apartamentos turísticos, una opción cómoda y muy independiente de disfrutar de tus vacaciones

Existen muchas formas de viajar y una que cada año gana más seguidores es la relacionada con los apartamentos turísticos. Disfrutar de una ciudad con tranquilidad, conociendo cada rincón, sus costumbres y participando en cada detalle de su cultura también pasa por vivir la estancia en apartamentos típicos vacacionales.

2_triana_bridge-eeb43e74d4

Disfrutar de apartamentos turísticos en el centro de Sevilla hace que los visitantes puedan conocer y recorrer los rincones de la ciudad con total libertad y comodidad.

Sevilla como ciudad de vacaciones ofrece multitud de planes, aptos para todos los gustos:

  • Conocer el centro histórico con su belleza monumental. La Torre del Oro, la Catedral, la antigua tabacalera y actual Rectorado de la Universidad de Sevilla, las calles del barrio de Santa Cruz… cada rincón te sorprenderá.
  • Disfrutar de la gastronomía. Multitud de bares, tascas, tabernas, restaurantes que te ofrecerán lo mejor de la gastronomía sevillana.
  • Disfrutar de multitud de planes de ocio. Museos, teatros, pubs o discotecas. Ocio diurno y nocturno para todos los gustos.